Las puertas contra incendios son una parte importante del sistema pasivo de protección contra incendios de un edificio. Las puertas son un medio que puede salvarle la vida y brindan seguridad vital al permitir que las personas salgan rápidamente cuando sea necesario. Aun así, su función sigue siendo un modo de salvar vidas en edificios y casas.

Las puertas contra incendios incluye el marco, el hardware y el acristalamiento. Por lo general, no se requiere que estos componentes sean suministrados por el mismo fabricante; en la mayoría de los casos, pueden ser productos separados que se enumeran, etiquetan o clasifican para su uso en un ensamblaje de puerta cortafuegos. Ocasionalmente, un ensamblaje estará compuesto de componentes que se han probado juntos y se deben usar para mantener la calificación.

Las puertas contra fuegos están diseñadas para limitar la transferencia de calor de un lado de la puerta al otro. Si hay un incendio en un piso de un edificio, puede haber una necesidad de limitar la transferencia de calor al otro lado de la puerta de la escalera, para que los ocupantes del edificio puedan salir con seguridad por el hueco de la escalera.

Las puertas contra incendios pueden ayudar a seccionar un edificio, prevenir la propagación del humo y las llamas, y proteger las rutas de salida para permitir un escape seguro. Sin embargo, deben estar adecuadamente especificados, instalados y mantenidos para proporcionar la protección necesaria.

Llame a los expertos para obtener una asesoría personalizada: Tecramp RG Sa de Cv